De la guarde al cole

Cada etapa por la que pasan nuestros hijos supone diferentes retos tanto para los padres como para el pequeño, siendo uno de los más importantes el paso de la guardería al colegio. Para ellos es un gran cambio , ya que significa empezar de nuevo, conocer nuevos compañeros y nuevos profesores y necesitarán un período de adaptación, por lo que, para hacer este cambio más llevadero, os proponemos una serie de consejos.

Cuando los peques ya estaban acostumbrados a las rutinas de la guardería, es hora de ir `al cole de los mayores´, un sitio nuevo, más grande, más estructurado, pero sobre todo, desconocido. Aún así, los niños que han ido a la guarde tienen más facilidad para adaptarse al colegio. Sin embargo, el cambio de disciplina de un centro a otro es muy grande, por lo que es normal que los niños noten la diferencia.

El ambiente de una Escuela Infantil es más familiar y relajado, hay menos niños, se conocen todos y suele estar más orientada al juego y a la diversión que el colegio, más formal y con las rutinas más establecidas. Esto les supondrá a los peques un mayor esfuerzo por estar contenidos en clase, por lo que no sería raro que luego tuvieran peor genio o más rabia y lo mostrarán en casa.

Así, el período de adaptación será necesario desde un punto de vista emocional y, en la mayoría de los casos, puede ir más allá del mes de septiembre. Lógicamente, no todo es negativo, ya que el colegio trae muchas cosas buenas, nuevos amigos, nuevas ilusiones y aprendizaje, por lo que, para evitar que este cambio les afecte en demasía, es recomendable seguir los siguientes consejos:

-Habla con tu hijo antes de empezar en el nuevo centro y explícale por qué se cambia de colegio, lo feliz que va a ser allí y lo mucho que va a aprender y que te explique también sus miedos y preocupaciones, así podrás ayudarle a superarlos.

-Es muy importante que entienda que se trata de dar un paso adelante porque ya es mayor. Si tiene hermanos o primos más grandes, la transición puede resultar más fácil ya que le servirá de ejemplo.

-Podéis acudir al colegio antes del comienzo del curso para que conozca las instalaciones, el patio e incluso su clase durante el próximo año.

-Seguramente conocerás niños que van a ir al mismo colegio, podéis quedar con ellos para jugar unos días antes de que comience el curso, así el primer día de cole no se sentirá solo ya que conocerá a gente.

-Sería positivo que, como padres, conozcáis a sus profesores y mantengáis una buena relación con ellos, así el niño sentirá que confiáis en ellos y que él también puede hacerlo.

-Podéis ir juntos a comprar el nuevo material escolar, así se sentirá importante y estará deseando que llegue el día para estrenar sus cosas nuevas.

-Puedes informarte de las actividades extraescolares que oferta el centro y ver si hay alguna que le pueda interesar a tu hijo, si es así, lo puedes apuntar a la que más le guste y se le hará más agradable el cambio.

En definitiva, el salto de la Escuela Infantil al colegio es un gran paso en el que, como en todos los momentos de la vida de vuestro hijo, debéis estar a su lado y apoyarlo para que le resulte lo menos traumático posible, de manera que el acudir a clase se convierta en una diversión más.

 

https://www.todopapas.com/ninos/psicologia-infantil/paso-de-la-guarderia-al-colegio-3423