Hermanos

La llegada de un nuevo bebé a la familia suele ser muy esperada por el resto de los hijos. Cuando el bebé crece los hermanos mayores se divierten jugando con él, que a su vez trata de imitarlos estimulando así su desarrollo, por lo que la relación entre hermanos empieza a convertirse en un intercambio de emociones, sentimientos y sensaciones.

Estamos inmersos en los temidos meses de verano en los que tenemos a los niños todo el día en casa compartiendo las 24 horas con sus hermanos, sinónimo de un sinfín de peleas y discusiones. Sin embargo, si fomentamos una buena relación entre nuestros hijos, conseguiremos que desde estas primeras etapas logren consolidar lazos que los harán más fuertes y unidos e incluso evitaremos que aparezcan los celos.

Además, el verano es un buen momento para estrechar lazos entre hermanos, ya que pasan más tiempo juntos que durante el resto del año, por lo que empezaremos a evidenciar las distintas relaciones que comienzan a crearse entre ellos, relaciones que variarán en función de las edades de cada uno.

Según vaya adquiriendo movilidad, el bebé empezará a jugar con sus hermanos mayores y querrá utilizar sus juguetes, mientras que los mayores, por lo general, estarán contentos, ya que verán al pequeño como un entretenimiento más.

Un bebé con hermanos mayores tendrá mayores estímulos para su desarrollo, porque está comprobado que el bebé al ver a sus hermanos sonríe, se agita y se alegra. Además, el mayor aprenderá a ser más responsable a la vez que se sentirá satisfecho al saber lo importante que es para el pequeño.

Por otro lado, es fundamental que los padres desarrollen actividades en las que puedan participar todos los hijos, como bailar, entretenerse con revistas, cuentos, muñecos o juegos, para que ninguno se sienta desplazado y comiencen los celos. Sin embargo, también debemos saber darles su espacio a los hermanos mayores para que puedan jugar y hacer cosas propias de su edad.

En definitiva, compartir vivencias con hermanos es un buen entrenamiento para la competitividad de la vida de adulto, para asimilar las reglas de las relaciones sociales y para compartir emociones.

 

https://elbebe.com/bebes-8-a-12-meses/bebe-y-relacion-con-hermanos