El no positivo

Hay veces en nuestro día a día con los pequeños que recurrimos mucho a la palabra "no" para advertirles o regañarles, de tal manera que ya prácticamente forma parte de nuestro vocabulario habitual e incluso ahora son tus hijos los que constantemente lo dicen. Por eso, la mejor opción es encontrar otras formas de decir NO a los niños de forma positiva, además está comprobado que se obtienen más y mejores resultados.

Es una tendencia habitual entre los padres utilizar el NO con los niños de forma constante: No te subas al columpio, no abras ese cajón, no dejes nada en el plato... Por eso tampoco es raro que nuestros hijos pasen por la etapa de la negación. Esto es debido a que demasiados noes transmiten un mensaje negativo a nuestros hijos, al igual que los padres que dicen sí a todo podrían ser responsables de conductas de niño tirano o de frustración si algún día se encuentran con un no. Lo ideal es que exista un balance entre el sí y el no, o que aprendamos a decir NO a los niños de forma positiva.

Esta manera de transformar lo negativo en positivo es mucho más beneficiosa para ellos, les será más fácil entender y comprender el sentido de las normas que les ponemos, serán más responsables para saber que los actos tienen sus consecuencias, serán más autónomos, tendrán mejor autoestima, habrá más armonía en casa, mejorarán sus habilidades y descubrirán sus capacidades evitando así los berrinches, rabietas, gritos y enfados.

Ideas para decir NO de forma positiva:

Simplemente cambiando la manera de usar el lenguaje puedes expresar lo mismo y conseguir que el mensaje les llegue de una manera más clara y efectiva. Si empleamos el NO constantemente, el mensaje que les llegará será negativo y puede que no nos hagan caso.

Puedes guardar el NO para algo realmente importante, algo que supongo un peligro, como cruzar la calle sin ir de la mano o asomarse a la ventana, y para el resto de las cosas utilizar fórmulas positivas. De esta manera, podemos cambiar el mensaje diciéndoles, "qué te parece si jugamos después de hacer las camas" o "cuando termines tus tareas, podrás coger la tablet".

Algunas opciones para decir NO a los niños de forma positiva son:

-Sugerirles otra cosa: Si vamos a negarles algo que no puedan hacer, debemos buscarles otra opción que si que puedan llevar a cabo en ese momento, como por ejemplo: "Si no podemos ir al parque, podemos cocinar algo en casa, jugar a un juego o pintar".

-Posponer la petición: Si en ese momento no se puede llevar a cabo lo que quiere o estamos ocupados, podemos dejarlo para otro momento pero después debemos recordar cumplir con lo prometido.

-Explicarle las consecuencias: Los niños deben tener claro que no se les niegan las cosas porque sí, sino que lo que quieren hacer tiene sus consecuencias, con lo cual es necesario que se las expliquemos para que sepan que les sucederá si actúan de una u otra manera.

-Aclararle las normas: Antes de que llegue el momento de decirle no a las chuches, a saltar charcos o a ver la tele, tenemos que contarles que normas hay en casa y por qué. Así, en más de una ocasión, serán ellos los que se anticipen a la respuesta.

-Emplear el humor: El buen humor siempre es la mejor opción para hacer llegar un mensaje de la mejor manera, es normal que haya veces que nuestros hijos nos desesperen y soltemos algún improperio o alguna voz más alta que otra, pero la mejor manera de que entiendan las cosas es explicándoselas de buen humor.

En definitiva, no se trata de que no le neguemos al niño cosas, de hecho a veces es necesario para aplicar disciplina, imponer normas o reforzar su carácter, es decir, para educarlos. Sin embargo, el problema está en repetir NO más de 20 veces, ya que pierde todo el significado.

https://www.guiainfantil.com/blog/educacion/formas-de-decir-no-a-los-ninos-de-forma-positiva/