¿Cómo piensan?

La manera de pensar de los niños es una cuestión que siempre ha interesado mucho tanto a padres como a maestros, y es que, sin conseguimos entender la manera de funcionar de la mente de nuestros hijos, comprenderemos el porqué de sus comportamientos, su rigidez o su necesidad de experimentar que a veces nos lleva tan al límite. Es por eso que en esta nueva entrada vamos a tratar de explicar el pensamiento de los niños en sus diferentes etapas.

Si conseguimos entender la forma de pensar de los peques tendremos mucho terreno ganado para saber como actuar con ellos en según que situaciones. De esta manera, también podremos adaptar nuestras explicaciones y juegos a cada momento evolutivo.

-Los dos primeros años. Su mundo son las experiencias sensoriales: Empiezan a conocer a través de los sentidos, en esta etapa todo va a la boca porque es a través de ella como aprenden la temperatura, la textura o el sabor de las cosas, por lo que deberás mantener siempre muy limpios sus juguetes, ofrecerles cosas de gran tamaño, sin picos o peligros similares, y dejarles que experimenten y conozcan a su manera.

-De los 2 a las 6 años, lo entienden todo: Ya comienzan a entenderlo todo aunque aún tengan algunas limitaciones. Ademas, a estas edades suelen ser egocéntricos aunque no es nada malo, simplemente no entienden que pueda haber otros puntos de vista además del suyo, su razonamiento es simple porque todavía les resulta complicado clasificar, así que se centran en los detalles más sobresalientes.

-De los 6 a los 12 años, superan limitaciones: Ya no se centran tanto en aspectos concretos y se vuelven más flexibles, más ágiles mentalmente. Ahora son capaces de clasificar y agrupar, ordenar pro tamaños, jerarquizar o descentrase. Empiezan a descubrir un mundo lleno de conocimientos que pueden adquirir y muestran gran interés por ello, su memoria también retiene cada más datos. Al final de este período se muestran mentalmente más seguros, rápidos y eficaces, aunque todavía sufren limitaciones en su capacidad de comprender conceptos abstractos. 

-A partir de los 12 años, el pensamiento adolescente: La capacidad de abstracción la tienen dominada, ahora sus limitaciones son otras, relacionadas con la adolescencia y la pubertad. Proyectar una buena imagen les preocupa, a veces actuarán como si hubiera un público que les observa y al que quieren agradar, lo que los demás piensan de ellos les dará quebraderos de cabeza ya que viven sus experiencias como únicas e incomprensibles. Esta etapa es de las más importantes de la vida de un niño, ya que está llena de cambios tanto a nivel físico como mental, es poner un pie en la realidad con todas las limitaciones que conlleva ser todavía un niño.

En definitiva, nuestra mente evoluciona a lo largo de los años, no nacemos con un pensamiento adulto que nos permita comprender el mundo que nos rodea como lo hacen los mayores. Estos períodos son flexibles pero también difíciles, como todos los desarrollos que engloban al niño, por lo que debemos ponernos en su lugar para entender su forma de ver el mundo en cada momento. Ser niño es una ventaja, sus fantasías, su realidad, su entusiasmo y vitalidad, no les hagamos crecer tan rápido.

https://www.pequeocio.com/como-piensan-ninos/