La adaptación

Sabemos de lo difícil que resultan estos primeros días de guardería, representan todo un reto para los padres, para las seños, y sobre todo, para los niños. Por eso, en esta nueva entrada del blog con la que vamos a inaugurar las publicaciones del nuevo curso, hemos querido daros una serie de consejos para hacer más sencilla y llevadera esta etapa a ustedes papás, pero principalmente a vuestros pequeños.

Esta nueva etapa representa la primera separación entre los padres y el bebé, ya que ambos pueden sentir preocupación y tristeza y, en el caso de algunos niños, sensación de abandono. Por eso es importante conocer las reacciones que puede tener el niño para actuar en consecuencia, tomando en cuenta su edad y carácter. Además, muchas veces también sucede que son los propios padres, con su angustia y nerviosismo, los que crean una situación tensa a las puertas de la guardería, síntomas de que existe un hiperapego entre el pequeño y sus papás.

El hiperapego puede conducir a que un niño responda con angustias, llanto, protestas y rabietas cuando se separa de sus padres, debido a que no les han permitido sentir la independencia y confianza como para mantenerse en calma en ausencia de papá y mamá.

En el caso de que sean niños que ya pueden hablar o que comprendan medianamente una conversación, es importante que se les comunique la importancia de la guardería para aprender y hacer nuevos amigos. De esta manera, el niño podrá sentirse más cómodo y hasta emocionado por asistir a la guarde.

Consejos para favorecer la adaptación:

-Permitir que otros adultos los cojan y jueguen con ellos.

-Despedirse de ellos siempre antes de salir para que puedan ir asociando ese gesto con separaciones temporales.

-Definir las mismas rutinas para despertarse y comer que se establecerán durante el curso.

-Transmitir autoconfianza y tranquilidad.

-Darle tiempo a un buen despertar y prepararle un buen desayuno.

-Evitar llegar tarde.

-Procurar un buen descanso nocturno.

-Preguntarles y animarlos a contar cosas sobre sus maestros, los compañeros o cómo se lo han pasado en clase.

-Pasa tiempo jugando con él en casa, así evitarás que sienta una carencia afectiva.

-Como recomendación final, recuerda que el momento más difícil de ese primer día de clases será el de separaros. Es de suma importancia que no huyas o te vayas a escondidas, debes despedirte del pequeño y explicarle que volverás a por él a la hora acordada.

En conclusión, solo quien más tiempo pasa con el niño y mejor lo conoce, podrá analizar los motivos del rechazo a la guardería, por eso no deben guardarse palabras ni dudas a la hora de hablar con las seños, esa conversación les vendrá bien y les hará estar más tranquilos al dejar a su peque y, recuerda, la paciencia es crucial para superar esta etapa. 

 

https://eresmama.com/consejos-para-el-primer-dia-de-guarderia/?utm_medium=post&utm_source=website&utm_campaign=featured_post

 

https://eresmama.com/mi-hijo-no-quiere-ir-a-la-guarderia-que-hacer/