LACTANCIA MATERNA

 

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento saludable.

 

¿ Cómo se produce el destete en la lactancia materna prolongada?

 

El termino destete hace referencia a un periodo de tiempo que comienza con la introducción de alimentos diferentes de la leche materna en la dieta del niño y finaliza con el abandono completo de la lactancia.

Pero si la lactancia se prolonga más allá de los doce meses, los niños no se destetan solos fácilmente. Esto ocurre porque los niños necesitan la succión para tranquilizarse hasta los cuatro años aproximadamente, como también necesitan durante varios años el cuerpo materno, lo cual se garantiza con el amamantamiento.

 

¿ Hasta cuándo prolongar la lactancia materna ?

 

El aspecto afectivo de la lactancia en niños mayores es muy importante, por lo cuál debemos de potenciar otras formas de relación afectiva igual de placenteras ( besos, juegos, abrazos...).

La lactancia materna puede prolongarse hasta que la madre o el niño lo deseen. En el caso de algunas madres, optan por esperar al destete natural, que es el que se produce cuando el niño pierde interés por la lactancia y la abandona.

Cuando son los propios niños los que eligen el momento del destete,éste suele ser rápido y no suele mostrar signos de estrés, sin embargo, si es la madre la que decide iniciar el destete en un niño mayor, puede encontrarse con dificultades.

 

¿ Cómo  ayudar al niño a dejar el pecho?

 

Cuando es la madre la que decide quitarle el pecho al niño en una situación de lactancia prolongada, se recomienda diversas acciones para ayudar a que este proceso sea mas llevadero:

  • Realizar el destete de forma graduada, nunca hacerlo de forma abrupta, debemos de entender que requiere su tiempo.
  • Dejar de ofrecer el pecho al niño pero no negárselo cuando él lo pida, así puede comenzar el proceso del destete.
  • Acortar la duración de las tomas, diciéndole al niño te doy el pecho mientras cuento hasta diez. 
  • Distraer al niño con otra actividad que le resulte atractiva en los momentos que va a querer el pecho. 
  • Aplazar las tomas, pactando con el niño un tiempo entre toma y toma, por ejemplo, darle el pecho después de merendar y cenar y luego sólo después de cenar, antes de dormir. 
  • Ofrecer al niño alternativas a las tomas, por ejemplo, compartir con el niño el tiempo que antes se dedicaba a tomar el pecho a realizar actividades que lo impliquen directamente, y así no dejará de tener contacto con la madre, relajación...

En definitiva el destete en una lactancia materna prolongada puede hacerse de manera natural, elegida por el abandono del pecho por el propio niño o cuando la madre lo desee, siempre teniendo en cuenta que este cambio no le produzca un episodio de estrés al pequeño.

 

https://www.elbebe.com/lactancia-materna/como-se-produce-destete-lactancia-materna.