Los 4 regalos

La imagen más repetida en navidades es la de la ilusión de los niños ante la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos y sus ganas por descubrir los regalos. Sin embargo, saturarlos con demasiados presentes no les beneficia, de hecho, puede llegar a ser contraproducente. Por eso, en esta nueva entrada, os explicamos en qué consiste la regla de los 4 regalos.

En los últimos años está aflorando una tendencia muy peligrosa para el desarrollo emocional de los niños, el `Síndrome del Niño Hiperregalado´, que hace alusión al intento de los padres por compensar con juguetes el poco tiempo que pasan con sus hijos, lo que puede derivar en que el niño se vuelva caprichoso, egoísta y consumista.

Los juguetes y regalos son importantes para los niños, pero tienen una función precisa y nunca pueden sustituir la atención y el cariño que deben darle los padres. En este sentido, un exceso de juguetes puede provocar:

1.Sobreestimulación: Cuando los niños reciben más juguetes de los que son capaces de jugar no pueden concentrase en cada uno, por lo que no lo sacan el máximo provecho. El exceso de estímulos les sobrepasa, por lo que muchos de esos regalos terminaran tirados en un rincón.

2.Pérdida de la ilusión: El exceso de regalos puede hacer que el niño desarrolle apatía, ya que está acostumbrado a recibir muchos presentes y considera que es una obligación de los padres, por lo que pierde la ilusión que implica recibir un regalo.

3.No toleran la frustración: Los padres que le dan a sus hijos todo lo que quieren, sin explicarles el sacrificio que supone, generan en ellos una actitud egocéntrica y así nunca aprenderán a enfrentarse a los reveses y a la frustración.

4.Limita la fantasía: Una gran cantidad de juguetes provoca aburrimiento y pérdida de fantasía en el niño. Es por ello que, aunque los niños necesitan juguetes para desarrollar habilidades motoras y cognitivas, debemos enseñarles que también se puede jugar sin juguetes, que además, es cuando más se desarrolla la creatividad.

5.Desarrolla antivalores: Recibir tantos obsequios acaba perdiendo valor para los niños, que no comprenden el esfuerzo realizado pro los padres para poder comprarlos, por lo que pueden acabar adoptando actitudes consumistas y egoístas.

La solución a este consumismo y sobreexposición nos la da la conocida como `Regla de los 4 Regalos´, que aconseja sobre la cantidad y las características de los regalos que vayamos a hacer a nuestros hijos en estas fechas:

1. Un regalo que pueda usar, como ropa, zapatos o accesorios similares.

2.Un regalo para leer. Libros, cuentos o similares que potencien el gusto por la lectura.

3.Un regalo que deseen mucho, para alimentar la ilusión.

4.Un regalo que necesite, como pro ejemplo algún utensilio para el cole.

En definitiva, la Navidad es una época familiar, de ilusión y alegría, por lo que también es el momento perfecto para enseñarles a los niños a valorar otras cosas más allá de los regalos.

http://www.rinconpsicologia.com/2015/12/demasiados-juguetes-anestesian-los.html?m=1